Los Diez Principios del Grupo Carso



Carlos Slim Helú sintetiza en 10 puntos lo que él considera han sido los principios empresariales de su Grupo, los cuales se han transmitido a sus familiares, colaboradores, personal y equipo de trabajo.
  1. Estructuras simples, organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas. Flexibilidad y rapidez en las decisiones. Operar con las ventajas de la empresa pequeña que son las que hacen grandes a las grandes empresas.
  2. Mantener la austeridad en tiempos de vacas gordas fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa, asimismo evita los amargos ajustes drásticos en las épocas de crisis.
  3. Siempre activos en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Incrementar la productividad, competitividad, reducir gastos y costos guiados siempre por las más altas referencias mundiales.
  4. La empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador. No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos. Mínima inversión en activos no productivos.
  5. No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad de los objetivos y conociendo los instrumentos.
  6. El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso reinvertimos las utilidades.
  7. La creatividad empresarial no sólo es aplicable a los negocios, sino también a la solución de muchos de los problemas de nuestros países. Lo que hacemos a través de las Fundaciones del Grupo.
  8. El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos.
  9. Todos los tiempos son buenos para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.
  10. Nuestra premisa es y siempre ha sido tener muy presente que nos vamos sin nada; que sólo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que administra temporalmente.
Algunos de estos puntos, Carlos Slim los ha tomado como enseñanza empresarial de su padre, Julián Slim Haddad, quien desde muy niño lo llevaba a sus negocios, y notaba en su pequeño hijo un peculiar interés por el comercio.

Carta a los Jovenes de Carlos Slim

A través de una Carta a la comunidad universitaria, Carlos Slim, aconseja a los estudiantes más destacados sobre lo que, a su forma de ver, considera lo importante en la vida.
México, D.F., junio de 1994
Les escribo esta carta con el fin de transmitirles un poco de mi experiencia en la vida, buscando contribuya a su formación, a su manera de pensar y de vivir, a su equilibrio emocional, a su sentido de responsabilidad para con ustedes y para con los demás, a su madurez y, sobre todo, a su felicidad, que debe ser producto de su ser y quehacer cotidiano.

Son ustedes privilegiados dentro de la sociedad, gracias a su talento y esfuerzo, por la mejor razón, su propio valor.

El éxito no es hacer bien o muy bien las cosas y tener el reconocimiento de los demás. No es una opinión exterior, es un estado interior. Es la armonía del alma y de sus emociones, que necesita del amor, la familia, la amistad, la autenticidad, la integridad.

El ser tan destacados como ustedes lo son, significa un privilegio, pero entraña también muchos riesgos que pueden afectar valores muy superiores al “éxito” profesional, económico, social o político. La fortaleza y el equilibrio emocional están en la vida interior y en evitar aquellos sentimientos que corroen el alma, tales como la envidia, los celos, la soberbia, la lujuria, el egoísmo, la venganza, la avaricia, la pereza, y son veneno que se ingiere poco a poco.

Cuando den, no esperen recibir. “Queda aroma en la mano que da rosas”, dice un proverbio chino. No permitan que sentimientos y emociones negativas dominen su ánimo. El daño emocional no viene de terceros, se fragua y desarrolla en nosotros mismos.

No confundan los valores ni menosprecien sus principios. El camino de la vida es muy largo, pero se transita muy rápido. Vivan el presente intensa y plenamente, que el pasado no sea un lastre, que el futuro sea un estímulo. Cada quien forja su destino y puede influir sobre la realidad. No la ignoren.

Vivan con sentimientos y emociones positivas como el amor, la amistad, la lealtad, el valor, la alegría, el buen humor, el entusiasmo, la paz, la serenidad, la paciencia, la confianza, la tolerancia, la prudencia y la responsabilidad. Los opuestos que no invadan el alma, que duren poco en su ánimo, no los dejen alojarse, aléjenlos. Muchas veces cometerán errores, es usual y humano, traten siempre que sean menores, acéptenlos, corríjanlos y olvídenlos. No se obsesionen por ellos, el cielo y el infierno están en nosotros. Lo que más vale en la vida no cuesta y cuesta mucho: el amor, la amistad, la naturaleza y lo que sobre ella ha logrado el hombre de formas, colores, sonidos, olores que percibimos con nuestros sentidos, sólo puede ser apreciado cuando estamos anímicamente despiertos.

Vivan sin miedos y sin culpas; los miedos son los peores sentimientos del hombre, lo debilitan, lo inhiben a la acción y lo deprimen, y las culpas son un lastre enorme en nuestro pensar, al actuar y en la vida. Hacen difícil el presente y obstruyen el futuro. Para combatirlos, seamos sensatos y aceptémonos como somos, con nuestras realidades, nuestros méritos y nuestras penas.

La ocupación desplaza a la preocupación y los problemas, al enfrentarlos, desaparecen. Así, los problemas deben hacernos cada vez más fuertes. De los fracasos, aprender y los éxitos deben ser estímulos callados. Actúen siempre conforme les dicte su conciencia, pues a ésta nunca se le engaña. Los miedos y las culpas, entonces serán mínimos. No se encierren, ni arruinen su vida, vívanla con la inteligencia, el alma y los sentidos despiertos y alertas; conozcan sus manifestaciones y edúquense para apreciarla y disfrutarla.

El trabajo bien hecho no es sólo una responsabilidad consigo mismos y con la sociedad, es también una necesidad emocional.

Al final nos vamos sin nada, sólo dejamos nuestras obras, familia, amigos y, quizá, una positiva influencia, por lo que en ellos hayamos sembrado.

Con mis mejores deseos,
Ing. Carlos Slim Helú.

Bill Gates: Breve Biografia.

Uno de los más grandes exponentes de la informatica y del empresariado es William Henry Gates III, más conocido com Bill Gates, el nació el 28 de octubre de 1955. Es hijo de William Henry Gates II, un destacado abogado, y de Mary Gates, una profesora de la Universidad de Washington y directora del First Interstate Bank. Con ellos y su hermana, dos años mayor, vivió en la ciudad de Seattle, en el estado de Washington. Hasta sexto grado fue alumno regular de un colegio público.

Cursó estudios en la escuela privada de élite de Lakeside, en Seattle. Esta escuela tenía ya una computadora en el año 1968, así que Gates tuvo la posibilidad de contactar pronto con la máquina y aficionarse a la informática. También en Lakeside conoció a Paul Allen, con quien más tarde fundaría la prestigiosa y mas grande empresa de informatica del mundo en su momento Microsoft.

Creó la empresa de software Microsoft el 4 de abril de 1975, siendo aún alumno en la Universidad Harvard (tenia 19 años). En 1976 abandonó la universidad y se trasladó a Albuquerque, sede de Altair, para pactar con esa empresa la cesión de un lenguaje para computadoras, el Basic, al 50% de las ventas. Al año siguiente, se enteró del éxito de la empresa Apple y de que necesitaban un intérprete de Basic.

Bill Gates en el IT-Forum de Copenhague, año 2004.

aqui con su socio y amigo Paul Allen

En 1980, se reunió con representantes de IBM en Seattle. Consiguió venderles el sistema operativo MS-DOS, aunque él aún no lo tenía y luego lo compró a muy bajo precio a un joven programador. IBM necesitaba ese sistema operativo para competir con Apple, razón por la cual la negociación era flexible. Microsoft quiso los derechos de licencia, mantenimiento, e incluso la facultad de vender el DOS a otras compañías. IBM aceptó, considerando que lo que produciría dividendos sería el hardware y no el software. Unos días después, Microsoft compró los derechos de autor del QDOS a Tim Paterson, que trabajaba para la Seattle Computer Products, por 50.000 dólares, que vendió a IBM como MS-DOS (Microsoft DOS). Lo que llama poderosamente la atención fue que IBM no comprara el MS-DOS sino que decidiera pagar a Microsoft un canon por cada copia que se vendiera junto con un IBM-PC. Lo que pocas veces se ha dicho es que por esos tiempos la madre de Gates, Mary Maxwell, era directiva de la empresa United Way conjuntamente con el CEO de IBM, John Opel.

Consciente de la importancia del entorno gráfico que había mostrado Apple (originalmente la interfaz gráfica y el "ratón" fueron desarrollados por Xerox PARC) en su ordenador Lisa, se propuso conseguir también el entorno gráfico y el "ratón" para operarlo. Mientras, Steve Jobs, fundador de Apple, iniciaba el desarrollo del Macintosh, Bill Gates visitó Apple. Ofrecía mejorar sus hojas de cálculo y otros programas. Amenazaba con vender su material informático a IBM, con lo que obtuvo una alianza Apple-Microsoft. Microsoft obtuvo legalmente la tecnología del entorno gráfico y del ratón, y sacó al mercado Microsoft Windows, como directo competidor de Macintosh.

Al comenzar el tercer milenio, el sistema operativo Microsoft Windows (en todas sus versiones) se utiliza en la mayor parte de ordenadores personales del planeta.

Bill Gates está segundo en la lista anual de las mayores fortunas personales realizada por la revista Forbes, con bienes calculados alrededor de los 53 mil millones de dólares estadounidenses en 2010 superado por Carlos Slim con 53,5 mil millones. En 1994, adquirió un manuscrito de Leonardo da Vinci por 30 millones de dólares.

El 16 de junio de 2006 hace pública su intención de abandonar sus labores diarias al frente de Microsoft hacia 2008 para dedicarse por entero a la fundación. La transición de responsabilidades será progresiva para evitar afecciones negativas en el desarrollo diario de la empresa, continuando como Presidente Honorario de la misma. El día 27 de junio de 2008 abandona sus labores al frente de Microsoft cediendo el control de la empresa a Steve Ballmer; inicialmente Bill Gates tendrá dedicado su tiempo al 70% con la Fundación Bill y Melinda Gates y el otro 30% a la empresa.

Warren Buffett: Filosofia Inversora y Cartera de Inversiones

Hoy les traigo un material importante para todo aquel que desee ser un gran empresario, como todos sabemos Warren Buffett, es uno de los empresarios más grandes y exitosos del planeta por ello siguiendo el principio de asociacion, he considerado importante compartir con ustedes, la Filosofia Inversora y Cartera de Inversiones de Warren Buffett, que el mismo menciona en incontables ocasiones cuando se le hacen reportajes y consultas sobre su éxito financiero y económico. léanlo les ayudara mucho!, en la foto esta con otro gran icono Bill Gates.




Filosofía inversora

Buffet acuñó su filosofía inversora en 20 claves que se detallan a continuación:

  1. La guerra de clases existe, es un hecho, pero es la mía, los ricos, que lleva a cabo esta guerra y la estamos ganando.
  2. Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas.
  3. Si no puede ver caer un 50% de su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores.
  4. No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones.
  5. Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado.
  6. Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa.
  7. El optimismo es el enemigo del comprador racional.
  8. La capacidad de decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.
  9. Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.
  10. Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresarios.
  11. Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.
  12. No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años.
  13. Céntrese en el retorno de la inversión (no en las ganancias por acción), el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficio.
  14. Invierta siempre a largo plazo.
  15. Es absurdo el consejo de que “nunca se quiebra tomando un beneficio”.
  16. Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo.
  17. Compre un negocio, no alquile las acciones.
  18. Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola.
  19. También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.
  20. Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones.
  21. Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.


Cartera de inversiones

Actualmente, la composición del núcleo principal de su cartera de inversiones en bolsa es la siguiente:
(dic: 2010)

  1. KO The Coca Cola 19.68%,
  2. WFC Wells Fargo 14.91%,
  3. BNI Burlington Northern 13.07%,
  4. AXP American Express 10.6%,
  5. PG The Procter and Gamble 9.16%,
  6. KFT Kraft Foods 6.49%, WMT WalMart 3.6%,
  7. WSC Wesco Financial 3.38%,
  8. COP Conoco Phillips 3.32%,
  9. JNJ Johnson & Johnson 3.02%,
Fuente: Revista Emprende

Empresario. Concepto.


El concepto de empresario se refiere a aquellas personas que de forma individual o colegiada, fijan los objetivos y toman las decisiones estratégicas acerca de las metas, medios,administración y control de las empresas y asumen responsabilidad tanto comercial como legal frente a los grupos de partes interesadas en o afectadas por las mismas. (ver Estrategia empresaria y Stakeholder).

El término generalmente se aplica tanto a las altas capas de gerencia -los llamados directores ejecutivos - ver, por ejemplo Bill Gates y Steve Jobs - como a los miembros del consejo de administración o junta de directores -ver, por ejemplo: Sergio Marchionne y Ramón Aboitiz- o a algunos accionistas (generalmente "accionistas mayoritarios" o aquellos que poseen múltiples inversiones, ver, por ejemplo: Warren Buffett y Ricardo Claro) y, más generalmente, a los propietarios de empresas de cualquier tamaño.

Se puede sugerir que en el rol del empresario se encuentran tres funciones distintas: la de propietario, capitalista o financista; la de gerente o administrador y la de emprendedor oinnovador y tomador de riesgos.

Así, por ejemplo, Jean-Baptiste Say sugiere —en su Traité d'économie politique de 1803— que "es raro que tales empresarios sean tan pobres que no posean por lo menos parte del capital que emplean"; que "él es el lazo de comunicación entre los diferentes clases de productores, como entre los productores y los consumidores. Él dirige el negocio de la producción y es el centro de muchos encuentros y relaciones; él hace ganancia de su conocimiento y de la ignorancia de otros, y de cualquier ventaja accidental de producción"; que "el mérito del mercader que logra, a través del buen manejo hacer que el mismo capital sea suficiente para expandir un negocio es precisamente análogo al del ingeniero, que simplifica la maquinaria o la hace mas productiva", y nota al mismo tiempo que "el empresario esta expuesto a todos los riesgos, pero en cambio se aprovecha de todo lo que puede serle favorable".

Concepto de empresario en la economía actual

En la economía actual, el concepto de empresario aparece íntimamente unido al concepto de empresa, concebida ésta como realidad socioeconómica. El empresario personaliza la actuación de la empresa, y es la figura representativa que, según sus motivaciones, persigue objetivos coherentes con los fines a conseguir por la empresa en un intervalo temporal. En definitiva, el empresario se constituye como el órgano individual o colectivo encargado de administrar (establecer los objetivos empresariales y la toma de decisiones oportunas para alcanzarlos).

Empresario es la persona que dispone de derechos de la empresa como dueño de ésta. En ella pueden tener directivos que la dirigen y que realizan la función de empresario como persona empleada con función empresarial, sin obtener participación propia por ser dueño de la empresa.


Características del concepto de empresario

Las funciones características del empresario pueden ser agrupadas en dos:
Los que consideran que la función económica del empresario se caracteriza por la asunción del riesgo y por el prestigio de la empresa.
Los mas estiman que la función principal es la directiva y de control del proceso económico.Segun Henrry Fayol


Evolución histórica


Primera etapa

En una primera etapa histórica, que nace con la Revolución industrial, la noción del empresario puede ser concebida como la del propietario administrador: Los intereses de la empresa y los del propietario del capital coinciden absolutamente.

Esta visión corresponde a la de Adam Smith, para quien lo natural y eficaz es que los hombres controlen o manejen directa e individualmente sus negocios. No es que él no vea diferencias entre la labor del propietario y la del administrador sino que considera que solo tal control directo de los propietarios puede producir la maximizacion de beneficios que los propietarios desean: las labores de administración solo pueden ser delegadas con buenos resultados en asuntos o áreas triviales -solo cuando “todas las operaciones son capaces de ser reducidas a lo que es llamado una rutina, o a tal uniformidad de métodos que admitan solo pequeñas o ninguna variación”. - debido, por un lado, al problema del agente:, y, por el otro, a que Smith rechaza, en principio, toda unión de intereses -incluso patronales- como contraria al interés general (en que aumenta precios, reduce producción y competividad, etc.

Así pues el empresario es, según este enfoque, el individuo que compromete su capacidad en el funcionamiento de la empresa y, en consecuencia, afronta el riesgo patrimonial de la actividad. Podemos señalar, por consiguiente, que las características del empresario tradicional o capitalista son la propiedad y el carácter de tomador de riesgos individual. Esto es enfatizado por Richard Cantillon, quien postula que el resultado de toda actividad es incierto, implica un riesgo, y alguien tiene que asumirlo con la esperanza de recompensa en el futuro. y por Jean-Baptiste Say, para quien el empresario es -entre otra cosas- quien “esta expuesto a todos los riesgos, pero en cambio se aprovecha de todo lo que puede serle favorable”.


Segunda etapa

Esta segunda etapa puede ser concebida como la del empresario profesional. Esos empresarios existían ya aun en los tiempos de A Smith, pero -como se ha visto- no eran generalmente percibidos como eficientes y el sistema no se había generalizado.

Sin embargo varios factores condujeron a la creciente extensión del sistema de empresarios profesionales.

Entre esos podemos contar los avances tecnológicos que permitieron tanto niveles de producciones cada vez mayores como una mayor productividad de la mano de obra, lo que expande los mercados, ya que los incrementos salariales (tanto en el número de asalariados como en los salarios mismos -ver Fordismo) crean un mayor poder de compra y los grandes volúmenes de producción reducen los costes. La consecuencia de este proceso es la aparición de unidades de producción de mayor dimensión y consecuentemente la necesidad un mayor volumen de capital para financiarla. Ante las dificultades de hacer frente a estas exigencias con el patrimonio de solo un individuo o un grupo pequeño de tales individuos, surgen las grandes sociedades mercantiles en las que varios propietarios financian conjuntamente la empresa. Con ellas comienzan a disociarse los roles del empresario y del capitalista.

Ese proceso se aceleró y llegó a ser ampliamente reconocida y aceptado con desarrollos en EEUU que tienen que ver tanto con la expansión de la bolsa de valores como -principalmente- la expansión de los ferrocarriles en ese país:7 dadas las distancias y cantidades de fondos necesarios para esa expansión, se hizo necesario emitir grandes cantidades de acciones, las que se vendían en esas bolsas de valores, generalmente situadas a mucha distancia de las obras mismas. Eso promovió la expansión de un sistema empresarial compuesto no con los propietarios del capital sino de gerentes profesionales, lo que impulsó la creación de mecanismos de supervisión de tales empresarios profesionales, dando así origen a las formas modernas de gobierno corporativo, tales como el Consejo de administración, etc, que, eventualmente, dieron origen a un gran y compplejo sistema burocratico de administración.

En este sistema el capital obtenido es confiado a un profesional -que puede ser o no participe del capital- en base a sus conocimientos respecto a la toma de decisiones, interpretación del mercado, tecnologías, etc. Esas altas capas gerenciales incrementalmente toman no solo la responsabilidad pero las decisiones acerca del manejo de la empresa. Esos nuevos empresarios profesionales, siendo en teoría empleados de la empresa, reciben una remuneración salarial. Sin embargo, la mayoría de sus ingresos dependen ya sea de otorgaciones de acciones o bonos de producción.

Lo anterior modifica a su vez la concepción de la empresa misma, en la medida que la utilidad con que define su actuación económica llega a concebirse de forma diferente, tomando en consideración no solo la ganancia sino también otros factores. Así, por ejemplo, para Thorstein Veblen las grandes corporaciones no están primariamente interesadas en maximar ganancias a través de la producción y venta de productos o servicios. El objetivo principal de los gerentes corporativos es maximar el valor de las inversiones que controlan. Para Veblen el capital de una empresa incluye no solo elementos materiales sino también aspectos intangibles -medido en el buen nombre o reputación de la empresa. O, en terminología financiera mas moderna: "Los requerimientos de información a las compañías son principalmente de índole económico o recaudatorio pero, a nadie escapa, que un Balance de Situación, o una Cuenta de Perdidas y Ganancias, en la mayoría de los casos, no representa la realidad económica de la empresa sino una fiscal paralela, y cuyo análisis, lejos está de poder determinar si la compañía está haciendo las cosas de forma óptima.".

Eso dio lugar a empresas que no ofrecen o ofrecen solo sumas menores como dividendos a sus accionistas, confiando primariamente en el aumento del valor de las acciones para atraer y mantener inversionistas: "... se promovió desde EEUU que, para las empresas en bolsa, el criterio primordial para establecer el bonus debería ser el llamado ‘valor para el accionista', es decir el incremento del valor de la acción durante el período en cuestión. Eso implicaba que la mejora de la acción estaba directamente relacionada con la gestión de la compañía de manera que si subía el valor de la acción era debido a una buena gestión.".

El empresario afronta ahora no un riesgo patrimonial, sino un riesgo profesional, es decir, arriesga la continuidad en su puesto, Se produce entonces una importante ruptura en la identidad de los objetivos empresariales: los accionistas persiguen !a obtención de unos frutos presentes o futuros de la inversión, mientras que el empresario profesional busca una continuidad que depende tanto de los accionistas como del crecimiento de la empresa que incremente su poder y le brinde alternativas de cambio hacia otros puestos más atractivos en otras empresas. Esta doble dinámica va a configurar la plasmación de los objetivos de la empresa empeñada en una supervivencia dentro de un contexto competitivo en el que el crecimiento, en un sentido muy amplio, es una garantía de subsistencia. Ahora, las características dominantes del empresario actual son los de un promotor, innovador y administrador profesional.

Lo anterior dio origen no solo a una percepción del aumento incremental de la capacidad ejecutiva de las capas directivas sino también a una concomitante perdida de la capacidad de los propietarios de tomar decisiones incluso acerca de la conducción general de las empresas, percepción que culmino en la propuesta del profesor John Kenneth Galbraith acerca de la existencia de una tecnoestructura , que se define como el conjunto de profesionales y técnicos de altos niveles empresariales : no es sierto economistas, ingenieros, abogados, especialistas en administración, marketing, finanzas, etc, que realmente dirigen esas grandes empresas. Galbraith describe la situación como similar a los monopolios y oligopolios del mundo neoclásico pero con modificaciones significantes: las grandes empresas no pueden ser dirigidas por una sola persona, sino solo de forma colegiada. Y esa dirección colegiada incrementalmente desplaza la dirección de los propietarios, sean esos propietarios privados o estatales. La tecnoestructura seria, por decirlo así, un monopolio u oligopolio interno a las empresas, pero uno que -en la medida que los gerentes de una empresa a menudo son miembros de los "Consejos de administración" en otras- se generaliza y tiene consecuencias a nivel mas general.

En general la posición jurídica de los accionistas como propietarios de la empresa se mantiene, pero aparece el derecho de propiedad restringido -manteniendo el primitivo poder de los "propietarios como directores" solo en las empresas individuales y familiares o en las pequeñas y medianas sociedades- en las grandes empresas el derecho a voto de los accionistas individuales carece prácticamente de significado porque la capacidad de decisión estratégica se concentra en los llamados "Consejos de Administración" que funcionan como cuerpo colegiado: “Al evolucionar hacia los sistemas organizativos empresariales contemporáneos, al constituirse la organización requerida por la tecnología y la planificación modernas, y con la separación del propietario del capital y del control de la empresa, el empresario ha dejado de existir como persona individual en la empresa industrial madura”.15 El accionista privado individual, poseyendo la acción como un título que le da derecho a percibir unas rentas (dividendos y derechos de suscripción) y a esperar una ganancia al subir el precio de su inversión (acciones), se ha convertido en un simple inversionista. Si los resultados no son los esperados, la forma de mostrar su disconformidad no es sometiendo a crítica la política de la empresa frente a la Junta General de accionistas (lo que está de antemano destinado al fracaso), sino vendiendo sus acciones de la compañía y dirigiéndose hacia otra inversión.

De acuerdo a lo anterior se puede sugerir que los propietarios pueden subdividirse en dos grupos:
Propietarios permanentes, con dominio y control financiero y directamente integrados o muy cercanos al Consejo de Administración.
Propietarios temporales o simples inversores financieros.

Sin embargo, el poder de la tecnoestructura no es ilimitado. Sus integrantes mantienen su posiciones en tanto que sean capaces de generar los resultados necesarios para satisfacer las partes interesadas, especialmente en relación a -o en competición con- otros sectores o grupos empresariales: 'La optimización continua de todos los segmentos y recursos de la organización en un entorno dinámico y hostil, es la clave, no ya para obtener mayores beneficios en una compañía, sino de cara a mantener un nivel de competitividad tal, que si asegure su permanencia en el mercado.'.

Un empresario siempre esta en riesgo y expuesto a todo tipo de problemas ya que el es el eje principal y de el depende la correcta administración y liquides con la que funcione la empresa.

Por: Wikipedia.

Definicion de Coaching para Mujeres!



Esta definicion de coaching para mujeres ofrece un modelo que brinda ejercicios y ejemplos de coaching, a partir de profundizar en lo que es un coaching, específicamente para el género femenino.


Coaching para mujeres
“Las mujeres no son ambiciosas”: una frase que empieza a ser un mito.

Este artículo está dedicado a esas creencias que nos permiten avanzar. En muchas ocasiones, querríamos obtener más éxito pero a la hora de la verdad, algo en nuestro interior nos frena hasta impedirnos continuar. Son creencias negativas. Hay muchas. En nuestra cultura está mal visto el dinero, el éxito, la ambición, el poder. Lo que es peor es que para las mujeres podríamos decir que más que mal visto, muy mal visto. Las mujeres tenemos casi prohibido optar por estos proyectos. Y es muy común ver cómo nos retiramos dócilmente de la carrera social y económica. Cedemos el paso, y nos vamos a lo nuestro: el amor, la abnegación, los niños…


Es hora de que las palabras “prohibidas” (ambición, dinero, poder…) y los sentimientos que las acompañan, entren en nuestro proyecto. Si trabajamos más, es para estar mejor situadas, para ganar más, para tener más poder… Las palabras prohibidas son grandes saboteadoras, son las que en numerosas ocasiones nos obligan a sublimar y a volver la cara para no mirar lo que realmente queremos, como si unas cosas y otras fueran incompatibles.


De acuerdo con la importancia de los sentimientos, de ser muy productivas, muy perfeccionistas…

Pero sin olvidarnos de decir también sí al dinero, al éxito y al reconocimiento



Coaching para mujeres: Tú primero

Es una cosa simple de hacer: piensa en ti. No te pongas la última en la cola. No esperes para hacer lo que quieres, para cuando quede tiempo!! Hay una serie de cosas nada complicadas que simplifican mucho la vida, nos hacen más felices y hacen también más felices a los que nos rodean. Empieza por una que es básica: no te dejes la última. Toma la iniciativa de hacer las cosas importantes para ti. Por ejemplo, saca el tiempo que necesitas para ti y defiéndelo, estudia ese master que tienes en la cabeza o acaba la asignatura que te queda de la carrera, recíclate, planifica la continuación de tu trabajo ¿Cuál es tu segunda etapa? LLévala a cabo.

He aquí algunas maneras de ponerte en marcha.

1.1.Organízate

La organización es esencial para sacarle al tiempo el máximo partido. Estar organizada es saber que estás haciendo ahora mismo y qué harás cuando acabes. Organizarse sirve para tener presente el medio y largo plazo.

1.2.No caigas en el miedo al éxito

El éxito lleva consigo el miedo al esfuerzo que cuesta conseguirlo y el miedo al fracaso por no lograrlo.

1.3.Creencias negativas

El éxito lleva también consigo la creencia de que la soledad acecha al que lo logra, la idea de éxito es lo contrario de “dar pena”... El éxito va aparejado a la creencia de que la persona que tiene éxito es malvada, perversa y ambiciosa, tiene sed de poder. Todas estas nociones llevan a pensar que al que tiene éxito no lo quiere nadie, se queda excluido del grupo, un argumento que provoca particular rechazo en las mujeres que necesitan ser queridas por encima de todo y aceptadas unánimemente.

1.4.Identifica tus conflictos

Los conflictos saltan en pedazos cuando se los identifica. Es el primer paso para resolverlos. Tómalos como punto de partido para que actúen como retos y pasa a la acción.
  1. identifica de donde proceden tus quejas, si éstas son demandas o si estas intentando cambiar a toda la tierra!
  2. identifica si tienes demasiadas reglas: “tengo que “, “debo de”…
  3. identifica si tienes una buena comunicación ¿expresas lo que quieres?, pide, negocia… lleva a cabo una comunicación voluntaria y clara con el entorno.
  4. ¿te has parado a pensar en tus expectativas? ¿has alineado tu proyecto profesional y tus expectativas personales? A veces somos muy exigentes en el terreno personal en el que las mujeres somos excesivamente perfeccionistas y no nos importa que el peso de la responsabilidad recaiga sobre nuestros hombros y al mismo tiempo y paradójicamente somos muy poco exigentes con la consecución de nuestros proyectos.

1.5.Define tu noción del éxito

La idea del éxito es muy distinta de unas personas a otras. Para unas el éxito es ser rico y famoso. Este estereotipo del éxito no corresponde con lo que es un proyecto de éxito. Para la mayoría de nosotros, el éxito es el proyecto que nos construye y cuya consecución certera nos hace sentirnos satisfechos. El éxito de nuestro proyecto es uno de los ingredientes que nos hace ser más felices.

Dicho de esta manera, el éxito parece más “humano” y por ello no merece ser saboteado. El éxito es lo que tu deseas y lograrlo depende de poner en marcha los resortes que lo hagan posible. Si los dejas continuamente para después, te alejas de tus objetivos, de la estrategia para obtener resultados por ello del lugar donde quieres estar.

Observa y analiza todo lo que está alrededor de tus proyectos!


Llevarlos a cabo solo depende ti!


¿Necesitas un coach?

¿Tienes miedo al éxito?
Responde a estas preguntas, si tienes más del 60% de si, plantéate ser más eficaz y separarte de las creencias negativas.

  1. ¿Dejas sistemáticamente tus proyectos para otro momento?
  2. ¿Crees que está mal tener éxito?
  3. ¿Celebras bien tus logros o los ocultas?
  4. ¿Tienes miedo de que te marginen por triunfar?
  5. ¿Crees que si tienes ambiciones nadie se enamorara de ti?
  6. ¿Te crees que eres una mala madre por ocuparte de tu carrera?
  7. Ante una oportunidad de éxito ¿Sublimas con que lo mejor es el amor y otras cosas muy profundas?
  8. ¿Prefieres excluirte de las peleas y abandonar el objetivo?
  9. ¿Crees que los demás tienen más oportunidades que tú?
  10. ¿Dices a menudo “a mí eso me da lo mismo” para referirte a un éxito que hubiera podido ser tuyo?
  11. Cuándo se trata de hablar de tus objetivos, ¿Lo eludes y empiezas a hablar de lo mucho que sufre tu madre, por ejemplo?

Estancamiento en las cifras de igualdad

Según un Informe de la UE, en España, en 2001 el 32,3% de los puestos de dirección estaban ocupados por mujeres. En 2006, el porcentaje se mantenía (31,8%). La presencia de mujeres en el Parlamento nacional aumentó del 35 al 37% entre 2001 y 2006.

En España, aún vivimos una situación de mucha desigualdad. Sin embargo, otros países donde las mujeres están mucho más integradas, también obtienen ratios mediocres en las estadísticas de género. En Suecia sólo en 5% de las 291 empresas que cotizan en Bolsa tienen a una mujer ocupando el puesto de directora general. En España sólo una mujer ejerce el cargo de presidenta de una empresa de las que figuran en el índice Ibex 35.

Sin embargo, según el estudio “The Botton Line”, elaborado por la consultora Catalyst, hecho sobre las 500 mayores empresas del mundo, la presencia de mujeres directivas mejora los rendimientos empresariales hasta en un 66%.



M. Pérez 
Coach para mujeres

¿Qué forma jurídica es mejor? Sociedad Limitada o Autonomo

Este fin de semana una persona conocida, que tiene intención de abrir una consulta de psicología con dos colegas, me preguntaba por el tipo de empresa más adecuado. Su intención es que cada uno cobre según su actividad (por hora de consulta, curso, publicación, etc.) y contribuya con un porcentaje a los gastos comunes. El abogado del colegio de psicólogos les había recomendado que se hicieran autónomos, y que en todo caso constituyeran una comunidad de bienes.Yo le recomendé constituir una sociedad limitada, por razones que creo que son aplicables a muchos casos similares:1. Confianza y respetabilidad.

Cualquier empresa tiene que interactuar con otros agentes económicos: bancos, administraciones, otras empresas... Tendrán que alquilar un local, comprar muebles, tal vez pedir financiación. Para todas estas cosas, una SL siempre da más confianza que un grupo de amigos, por mucho que todos sean autónomos o se hayan constituido en Comunidad de Bienes.El problema con los autónomos asociados es que cualquier problema con uno de ellos puede causar un quebranto a la clínica. El que les va a alquilar el local, o el banco al que solicitan el préstamo, sabe que una SL seguirá existiendo aunque uno de los socios se retire, mientras que un grupo sin compromiso formal puede romperse de la noche a la mañana sin previo aviso.2. Formalismo para entradas y salidas de socios. Cuando dos o más personas se reunen para crear una empresa, cada una tiene diferentes expectativas. Uno puede estar dispuesto a trabajar 24 horas al día y apostar todo su capital para sacar adelante la empresa, mientras que para otro puede ser simplemente una actividad entretenida. Uno puede tener interés en obtener beneficios lo antes posible, y otro preferirá reinvertir para consolidar la empresa.Este tipo de diferencias acaba generando tensiones, y si no existe un marco formal que defina las entradas y salidas de socios, la empresa se romperá en el primer envite. Una SL permite acotar qué participación tiene cada uno de los socios, y define una vía para la salida (la venta de esta participación). Lógicamente, una SL no es una varita mágica que evite los problemas entre socios, pero al menos es un entorno más seguro que un simple acuerdo verbal entre autónomos.3. Limitación de responsabilidad. Esto es muy importante. Aunque uno esté protegido por seguros de responsabilidad civil, si es un autónomo o una comunidad de bienes, cuando hay un problema que no esté cubierto por ningún seguro responde de él con su patrimonio. Con todo su patrimonio, incluyendo la casa en la que viven sus hijos. Si uno de los socios deja una deuda millonaria a nombre de la comunidad de bienes, todos los socios son responsables de la misma, y pueden verse obligados a vender su patrimonio para hacerle frente.Una SL responde sólo con los recursos propios de la empresa, y protege el patrimonio de sus socios. Es muy improbable verse en una situación así, pero aunque sólo sea por precaución ya compensa crear la Sociedad.4. Una SL es una inversión. Si la empresa funciona bien y va facturando, ganando dinero y creciendo cada año, su valor crece. Esos 3.000 euros que se han invertido en un principio pueden convertirse con el tiempo en 300.000, o en tres millones. Si al cabo del tiempo uno de los socios decide salir, puede vender su participación y obtener un dinero como compensación por todo el valor que ha contribuido a generar.Un acuerdo informal entre autónomos o una comunidad de bienes, por el contrario, no tiene valor. Si un socio decide abandonar al cabo de unos años, no puede llevarse con él nada más que los conocimientos y experiencias adquiridos.En mi opinión, estas son razones suficientes para optar por la Sociedad Limitada. Evidentemente, una SL tiene sus complicaciones: es más costosa de poner en marcha, hay compromisos ineludibles con Hacienda y la Seguridad Social, hay que llevar una contabilidad oficial, debemos pasar por el notario para hacer cualquier cambio... Pero precisamente estos formalismos están orientados a darle estabilidad y garantizar su viabilidad. Si lo que buscamos es una solución para salir del paso, pensando en el corto plazo y que sea barata, podemos utilizar la comunidad de bienes, o el acuerdo informal entre autónomos. Pero si tenemos intención de crear algo que dure años y que pueda crecer y ser estable, entonces necesitamos crear una sociedad.

¿Que es el Riesgo Financiero?

Riesgo financiero: El se refiere a la posibilidad de no tener liquidez (capacidad de pago) suficiente o capacidad de endeudamiento. El riesgo financiero está dado por una mala planificación financiera de la empresa, probabilidad de que acreedores no paguen cuando se espera o que los ingresos disminuyan. Las consecuencias de un mal escenario finaciero se reflejan en toda la actividad del predio.

Los negocios financieros en general están expuestos a riesgos, el negocio bancario en particular es uno de los que permanentemente debe lidiar contra este mal, por ello se requiere de una administración efectiva de los riesgos, los cuales pueden provenir de 
distintas fuentes, tales como riesgos crediticios, riesgos de tasa de interés, riesgos de tipos de cambio, riesgos de liquidez, riesgos operacionales, riesgos legales, entre otros. Un Banco debe necesariamente focalizarse en la correcta administración de cada uno de estos tipos de riesgo

La disminución de los spreads obtenidos en la industria bancaria nacional en los últimos años, asociado al fenómeno de desintermediación financiera, ha hecho que los resultados de un banco sean cada vez más sensibles a cambios en variables de mercado tales como tipos de cambio, inflación y tasas de interés. Para manejar cada uno de los riesgos a que está expuesto el negocio bancario, se deben desarrollar procesos que estén especialmente diseñados para identificar, medir, limitar y controlar cada uno de estos potenciales riesgos.


En este sentido, tanto el Banco Central de Chile como la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras están cada vez más atentos a las nuevas técnicas de medición de riesgos, desde 1999 se han incorporado de forma obligatoria ciertas mediciones que consideran escenarios de cambio en las variables de mercado.


En la actualidad, cuando a nivel internacional se habla de supervisión bancaria, ésta ya no considera sólo el seguimiento de ciertos aspectos de la actividad de esta industria - como tradicionalmente lo ha sido el riesgo de las colocaciones ( o riesgo de crédito) -, sino más bien, se hace referencia a una supervisión integral que involucra cada uno de los riesgos inherentes al negocio de los bancos, como por ejemplo, riesgos financieros, tecnológicos y operativos, entre otros.


En este contexto, la calificación de gestión y solvencia incorporada en la nueva Ley de Bancos (1999) se presenta como uno de los aspectos fundamentales en la modernización del sistema financiero nacional, transformándose éste en un desafío para el regulador y para la industria. Específicamente, este proceso considera como una materia obligatoria, la evaluación de la “Gestión de riesgos financieros y operaciones de tesorería” que realiza cada una de las instituciones fiscalizadas.
Riesgo Financiero

Se considerará al riesgo financiero como el riesgo de pérdidas en las posiciones dentro y fuera del balance proveniente de movimientos adversos en los precios de mercado. Así, el riesgo financiero está compuesto por:


- Riesgo de tasa de interés.
- Riesgo cambiario.
- Riesgo de liquidez


El riesgo de tasa de interés, se define como aquel que surge de la diferencia (descalce) entre activos y pasivos que están sujetos a un cambio en la tasa de interés en un período específico y en una moneda específica. Es así, que ante un movimiento en la curva de tasas de interés, un banco verá afectado sus resultados esperados, así como también el valor presente de sus flujos. Las actividades de préstamo e inversión se ven afectadas por cambios en la tasa de interés, afectando el margen de interés neto (o spread), y por tanto, a las utilidades finales.


El riesgo de tasa de interés surge también en las actividades de trading cuando las fluctuaciones en la tasa de interés afectan el valor de los distintos portfolios que deben ser valorados a precios de mercado.


El riesgo cambiario, es aquel que surge de la variación en las paridades de mercado de las distintas monedas en que un Banco mantiene posiciones. Estas posiciones pueden ser largas (activos mayores que pasivos) o cortas (pasivos mayores que activos). Un banco debe monitorear permanentemente su exposición a la variación de las paridades de las principales monedas en que mantiene posiciones.


El riesgo de liquidez, es el riesgo de que el Banco sea incapaz de cerrar de forma rápida sus posiciones, en cantidades suficientes y a un precio razonable, incurriendo en efectos financieros adversos.


La presente propuesta intentará describir y analizar los principales modelos y técnicas utilizadas internacionalmente para la administración de riesgos financieros, que paulatinamente están siendo incorporados por la banca nacional. Adicionalmente, se presentará un diagnostico del estado de la industria bancaria nacional a objeto de analizar las principales diferencias de ésta presenta respecto de la banca internacional, en lo relativo a administración de riesgos financieros, tanto desde el punto de vista del regulador como del mercado. Finalmente, se hará especial mención a la administración de riesgos financieros aplicada al contexto del mercado financiero local, considerando variables tales como convenciones del mercado, instrumentos disponibles y liquidez de los instrumentos, de manera de proponer un modelo de medición de riesgo financiero que sea útil y aplicable a la banca nacional.

INDICE DOW JONES, EL ÍNDICE DE REFERENCIA DE EE.UU

El Dow Jones es un índice bursátil de Estados Unidos y es el encargado de mostrarnos la evolución, a lo largo del tiempo, de los precios de los títulos negociados en una bolsa de valores. El índice Dow Jones, se creo en el año 1897 y estaba formado inicialmente por 12 compañías. Actualmente el Dow Jones está constituido por un total de 30 compañías, las más influyentes en la economía estadounidense. Todas estas cotizan en el NYSE excepto dos de ellas que cotizan en el NASDAQ, que son Intel y Microsoft.

El índice Dow Jones está constituído por distintos índices bursátiles del Dow Jones, pero están englobados principalmente en:

El índice Industrial o Dow Jones Industrial Average
El índice de Utilidades o Dow Jones Utility Average
El índice de Transportes o Dow Jones Transportation Average

Las empresas del Dow Jones Industrial son:


Alcoa Inc. Common Stock
American Express Company Common
Boeing Company (The) Common Sto
Bank of America Corporation Com
Caterpillar, Inc. Common Stock
Cisco Systems, Inc.
Chevron Corporation Common Stoc
E.I. du Pont de Nemours and Com
Walt Disney Company (The) Commo
General Electric Company Common
Home Depot, Inc. (The) Common S
Hewlett-Packard Company Common
International Business Machines
Intel Corporation
Johnson & Johnson Common Stock
JP Morgan Chase & Co. Common St
Kraft Foods Inc. Common Stock
Coca-Cola Company (The) Common
McDonald’s Corporation Common S
3M Company Common Stock
Merck & Company, Inc. Common St
Microsoft Corporation
Pfizer, Inc. Common Stock
Procter & Gamble Company (The)
AT&T Inc.
The Travelers Companies, Inc. C
United Technologies Corporation
Verizon Communications Inc. Com
Wal-Mart Stores, Inc. Common St
Exxon Mobil Corporation Common


El índice Dow Jones, a diferencia del resto de la mayoría de índices, es un índice ponderado por precio. Esto lo que indica es que, las compañías cuyo valor de acciones sea más alto, tendrán un mayor peso en el índice.