¿Que es el Riesgo Financiero?

Riesgo financiero: El se refiere a la posibilidad de no tener liquidez (capacidad de pago) suficiente o capacidad de endeudamiento. El riesgo financiero está dado por una mala planificación financiera de la empresa, probabilidad de que acreedores no paguen cuando se espera o que los ingresos disminuyan. Las consecuencias de un mal escenario finaciero se reflejan en toda la actividad del predio.

Los negocios financieros en general están expuestos a riesgos, el negocio bancario en particular es uno de los que permanentemente debe lidiar contra este mal, por ello se requiere de una administración efectiva de los riesgos, los cuales pueden provenir de 
distintas fuentes, tales como riesgos crediticios, riesgos de tasa de interés, riesgos de tipos de cambio, riesgos de liquidez, riesgos operacionales, riesgos legales, entre otros. Un Banco debe necesariamente focalizarse en la correcta administración de cada uno de estos tipos de riesgo

La disminución de los spreads obtenidos en la industria bancaria nacional en los últimos años, asociado al fenómeno de desintermediación financiera, ha hecho que los resultados de un banco sean cada vez más sensibles a cambios en variables de mercado tales como tipos de cambio, inflación y tasas de interés. Para manejar cada uno de los riesgos a que está expuesto el negocio bancario, se deben desarrollar procesos que estén especialmente diseñados para identificar, medir, limitar y controlar cada uno de estos potenciales riesgos.


En este sentido, tanto el Banco Central de Chile como la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras están cada vez más atentos a las nuevas técnicas de medición de riesgos, desde 1999 se han incorporado de forma obligatoria ciertas mediciones que consideran escenarios de cambio en las variables de mercado.


En la actualidad, cuando a nivel internacional se habla de supervisión bancaria, ésta ya no considera sólo el seguimiento de ciertos aspectos de la actividad de esta industria - como tradicionalmente lo ha sido el riesgo de las colocaciones ( o riesgo de crédito) -, sino más bien, se hace referencia a una supervisión integral que involucra cada uno de los riesgos inherentes al negocio de los bancos, como por ejemplo, riesgos financieros, tecnológicos y operativos, entre otros.


En este contexto, la calificación de gestión y solvencia incorporada en la nueva Ley de Bancos (1999) se presenta como uno de los aspectos fundamentales en la modernización del sistema financiero nacional, transformándose éste en un desafío para el regulador y para la industria. Específicamente, este proceso considera como una materia obligatoria, la evaluación de la “Gestión de riesgos financieros y operaciones de tesorería” que realiza cada una de las instituciones fiscalizadas.
Riesgo Financiero

Se considerará al riesgo financiero como el riesgo de pérdidas en las posiciones dentro y fuera del balance proveniente de movimientos adversos en los precios de mercado. Así, el riesgo financiero está compuesto por:


- Riesgo de tasa de interés.
- Riesgo cambiario.
- Riesgo de liquidez


El riesgo de tasa de interés, se define como aquel que surge de la diferencia (descalce) entre activos y pasivos que están sujetos a un cambio en la tasa de interés en un período específico y en una moneda específica. Es así, que ante un movimiento en la curva de tasas de interés, un banco verá afectado sus resultados esperados, así como también el valor presente de sus flujos. Las actividades de préstamo e inversión se ven afectadas por cambios en la tasa de interés, afectando el margen de interés neto (o spread), y por tanto, a las utilidades finales.


El riesgo de tasa de interés surge también en las actividades de trading cuando las fluctuaciones en la tasa de interés afectan el valor de los distintos portfolios que deben ser valorados a precios de mercado.


El riesgo cambiario, es aquel que surge de la variación en las paridades de mercado de las distintas monedas en que un Banco mantiene posiciones. Estas posiciones pueden ser largas (activos mayores que pasivos) o cortas (pasivos mayores que activos). Un banco debe monitorear permanentemente su exposición a la variación de las paridades de las principales monedas en que mantiene posiciones.


El riesgo de liquidez, es el riesgo de que el Banco sea incapaz de cerrar de forma rápida sus posiciones, en cantidades suficientes y a un precio razonable, incurriendo en efectos financieros adversos.


La presente propuesta intentará describir y analizar los principales modelos y técnicas utilizadas internacionalmente para la administración de riesgos financieros, que paulatinamente están siendo incorporados por la banca nacional. Adicionalmente, se presentará un diagnostico del estado de la industria bancaria nacional a objeto de analizar las principales diferencias de ésta presenta respecto de la banca internacional, en lo relativo a administración de riesgos financieros, tanto desde el punto de vista del regulador como del mercado. Finalmente, se hará especial mención a la administración de riesgos financieros aplicada al contexto del mercado financiero local, considerando variables tales como convenciones del mercado, instrumentos disponibles y liquidez de los instrumentos, de manera de proponer un modelo de medición de riesgo financiero que sea útil y aplicable a la banca nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario